Skip to Content

BLOG

Diferencias entre papel satén, papel brillo y papel mate

A la hora de imprimir, una de las cosas que hay que tener en cuenta es el tipo de papel que elegir, ya que de eso dependerá en gran parte el buen acabado de la impresión. Hoy vamos a hablar de tres de las opciones que se pueden utilizar en papel de impresión: brillo, satén y mate, en las que veremos las diferencias y, por lo tanto, cuando elegir entre cada una de ellas.

Papel brillo

El uso de papel brillo es común para el clásico acabado fotográfico, su cobertura de caolín proporciona la impresión de estar mojado, lo que consigue dar esa luz y nitidez que apreciamos en las fotografías. Sin embargo, como ya podemos saber la gran mayoría de personas que hemos tratado con fotografías, también presenta algunas dificultades en cuanto al tacto y el reflejo, ya que se marcan las huellas de dedos o manchas con mayor facilidad y presenta un aumento en los reflejos externos.

Papel satén

Cuando hablamos del papel satén, pese a presentar también un acabado brillante, la fuerte presión a la que es sometido en su fabricación consigue un acabado brillo mate y un tacto más liso; el brillo mate hace que se reduzcan los reflejos y el tacto más liso dificulta las marcas de huellas de dedos o manchas.

Papel mate

Por último, al hablar del papel mate, nos alejamos de las características anteriores y hablamos de un tipo de papel diferente. Es un papel con una densidad y opacidad mayor y en el que se puede lograr una mejor autonomía de colores. Con respecto a los anteriores, la diferencia es que este material no proporciona brillo a la impresión ni tampoco la posibilidad de reflejos.

¿Qué papel elegir?

En conclusión, lo que nos interesa finalmente es que papel elegir en cada circunstancia, y ahora veremos los usos que pueden tomar cada uno de ellos.

En primer lugar, como ya hemos dicho anteriormente, el papel brillo nos deja un acabado típicamente fotográfico y por tanto es un papel muy usado tanto profesionalmente como en casa para la impresión de fotos, aunque también puede tener un buen uso en otros casos, como son por ejemplo los materiales promocionales, como tarjetas de visita. Según el acabado, o mejor dicho según el brillo que quieras obtener, puedes optar por un brillo satinado, un brillo suave o un brillo alto.

En segundo lugar, el papel satinado también permite un buen uso en fotografía, pero, además, debido a la suavidad y menor reflejo del que hemos hablado anteriormente, también es bueno para utilizarlo en acabados gráficos o en packaging, lo que permite un buen tacto, y un brillo y nitidez agradables para la estética del producto.

Por último, el papel mate al deshacerse del brillo y reflejos, y conseguir por tanto unos colores más notorios, es bueno para imprimir con textos y demás opciones en las que el brillo pueda cansar a la vista, como son revistas, libros u otros productos del estilo.

¿Qué es postimpresión? Tareas de postimpresión

Ya hemos hablado anteriormente en nuestro blog acerca del proceso de preimpresión en artes gráficas, etapas de preimpresión y de la importancia que tiene en el proceso gráfico. Pues hoy retomamos esa vía y hablaremos de otra de las fases del proceso gráfico: la postimpresión. ¿Qué es la postimpresión y cuales son las tareas de postimpresión?

La postimpresión, o también llamada fase de acabados, es la última fase de este proceso y la que se encarga de dar los últimos toques al producto para finalizarlo. En ella encontramos diversas tareas como cambiar la superficie por motivos estéticos o de protección, manipular su estructura, elaborar el empaquetado final, el almacenaje y la entrega del producto final.

Tareas de postimpresión

En esta fase del proceso gráfico no existen fases como tal, sino una serie de tareas básicas y otras adicionales que se aplican al producto ya impreso para su acabado final. Entre estas tareas podemos encontrar los tratamientos de superficie, tratamientos de protección, manipulados de estructura, encuadernación y los acabados especiales, a continuación, intentaremos explicarlas de la mejor forma posible.

Tratamientos de superficie

Entre estos tratamientos se recogen diversas funciones entre las cuales podemos ver con más normalidad las de protección de la imagen de los roces o manipulación, la de aplicación de brillo, la matización de la superficie, dar textura o preparar para poder pegar plásticos, entre otras.

Tratamientos de protección

Como su nombre indica son una serie de tratamientos que sirven para la protección o adaptación de las páginas del impreso, o para el posterior uso de ellos (lacados, antigrasa, protección contra la humedad, antiestéticos, para reimpresiones, etc.).

Manipulados de estructura y encuadernación

Esta manipulación consiste en cambiar la forma y estructura de los impresos para lograr el acabado práctico y estético deseado, entre estas manipulaciones encontramos: corte, plegado, alzado, cosido, troquelado, estampado, barnizado, plastificado.

Corte

Tarea que consiste en cortar las sobras del papel para igualar todos los papeles o para conseguir el tamaño deseado. En el proceso gráfico, dicha tarea se puede llegar a tener que hacer hasta tres veces: cuando recibimos el papel, cuando el trabajo ya está impreso y tras hacer el pliegue.

Plegado

Tarea en la que se organiza secuencialmente el pliegue de las hojas del impreso para ajustarlo al tamaño adecuado para posteriores procesos. Esta a diferencia del doblado, se hace a través de la presión mecánica de la plegadora

                Plegado paralelo: todos los dobleces son paralelos

                Plegado en cruz: pliegue en ángulo recto respecto al precedente.

Alzado

Tarea en la que se ordenan los cuadernillos que forman la publicación con el orden correcto en el que están marcadas las páginas, para lo que harán falta una serie de marcas realizadas en la preimpresión y se lleva a cabo con unas máquinas alzadoras.

Cosido

La tarea que procede a la unión de todos los cuadernillos tras haberlos situados en orden. Se puede hacer con espiral de alambre o de plástico, con la encuadernación en wire-o o con el cosido con hilo vegetal.

Troquelado

Esta tarea consiste en la elaboración de cortes irregulares a través del troquel, que la guillotina no puede realizar en la tarea de corte.

Estampado

El estampado se puede realizar de dos maneras, mediante el estampado en seco, que se aplica a materiales con cierta rigidez; o el estampado en caliente, que permite crear superficies metalizadas y otros acabados gracias a la presión y el calor.

Barnizado

Aplicación de una capa de barniz al impreso para protegerlo.

Plastificado

El plastificado es la cobertura de los pliegues con láminas de plástico para protegerlos de la suciedad, humedad, desgaste o rasgado, además de proporcionar un acabado brillo o mate al producto impreso.

Acabados especiales

Puntas redondeadas

Despunte de las esquinas de los impresos mediante un taladro de medio círculo.

Polvo de oro

Proceso en el que se le aplica una capa de polvo de oro para un toque estético. Se coloca primero un a capa adhesiva, luego se rocía con el polvo de oro y posteriormente se aplica otra capa de barniz.

Camisas (sobrecubiertas)

Aplicación de una sobrecubierta que tiene un doblez en el costado, y sirve de protección de la pasta original.

Laminados

Se refiere a la tarea mediante la cual se unen dos o más sustratos para formar un impreso más resistente.

Encapsulados (termolaminación)

Es una tarea que sigue al laminado y consiste en la termolaminación de películas de poliéster que al igual que en el laminado, sirven para aplicar una mayor resistencia, rigidez y durabilidad.

El grabado

Tarea en la cual se repuja en relieve, tipografía o dibujos sobre papel u otra superficie.

Diseño gráfico en Navidad

En navidades no solo las casas y calles se decoran de motivos festivos, sino que también las marcas lo hacen. Un packaging original con diseño gráfico en Navidad siempre es un acierto. Pero en estas fiestas, se le da una vuelta de rosca más en ese sentido y se deja correr más la imaginación para atraer al consumidor.

En el diseño gráfico navideño, se reúnen una serie de elementos que hacen automáticamente reconocible su relación con estas fiestas. Todos ellos alternando un carácter tradicional con uno más innovador. Entre todos estos elementos podemos ver los iconos de temática navideña, como árboles, estrellas, muñecos de nieve, renos, regalos. También los grandes protagonistas: papa Noël y los Reyes Magos. La cromática centrada en los colores rojo, verde, blanco y dorado; o las tipografías especiales, que viajan entre la caligráfica, la imitación de los rasgos manuales y las muy decoradas.

Si te ha gustado como el diseño gráfico se pude introducir en la decoración que hacen las marcas de sus productos y quieres aplicar los elementos anteriores a la decoración de tu casa, hay una gran variedad de formas en las que tus decoraciones navideñas pueden conseguirlo. Como láminas decorativas con diseños gráficos especiales, complementos simples con papel y cartón, envoltorios y postales, o demás elementos, caseros o comprados, que le den un toque de diseño gráfico a tu Navidad.

Diseño de calendarios

Si tu idea para aplicar el diseño gráfico es a través de calendarios, con unos simples consejos podrás hacer que tus clientes elijan el tuyo sin dudarlo. Muestra los servicios de tu empresa con diseños gráficos divertidos; muestra tus productos, proyectos, instalaciones o empleados; añade consejos relacionados con tu ámbito en forma de ilustraciones; o se atrevido y haz algo que se salga de la norma: formas extrañas, conceptos diferentes y materiales singulares.

Diseño de felicitaciones de Navidad

Por otro lado, si lo que quieres es felicitar a tus empleados de la forma más adecuada, una serie de postales, cartas o Christmas donde se vea el elemento gráfico será de las mejores formas de animar en estas fiestas. Las formas son variadas, desde el clásico diseño ornamental al más moderno diseño minimalista, pasando por diseños vintage o con formas geométricas.

Trabajo de impresión personalizada: Le3grazie

El pasado mes de noviembre realizamos un trabajo de impresión personalizada. Este trabajo consiste en ofrecerle al cliente aquello que necesita de manera personal y cumpliendo todas sus necesidades. Para este trabajo hemos dado vida al nuevo catálogo 2019 de la firma italiana Le3gracie.

Antes de empezar con la impresión tuvimos que ver las características del producto y su presentación. Tratándose de algo tan específico y delicado, como son unos pañuelos y fulares con diseño italiano, tuvimos que buscar materiales que fueran una fiel reproducción del producto final, teniendo especial atención en las cajas de presentación del producto. Una vez analizado, se procedió a revisar todo el catálogo en preimpresión, teniendo en cuenta que las hojas seguían el orden que se había propuesto y que todo estaba perfectamente ordenado.

Materiales a utilizar

Una vez que ya estaba todo realizado se empezaron a buscar los materiales, indispensables para realizar un trabajo de impresión personalizada. Para las portadas de este trabajo, se ha utilizado cartulina Keaykolour en color rojo liso de 300 gramos, con una cubierta de estampación en oro mate. Para el interior, de 62 páginas, se ha utilizado un estucado mate de 200 gramos, impreso con 5 tintas, y posteriormente se le ha dado un barnizado acrílico brillo y Pantone dorado.

También, se ha tratado de ser lo más fiel posible a la hora de imitar el color y la forma de la caja donde van colocados los pañuelos, igualando texturas y colores. Como bien definen sus creadores, los pañuelos de Le3grazie son “un velo exclusivo que tiene sus raíces en la tradición de los artistas del Renacimiento italiano en una dimensión innovadora y contemporánea”, y eso es lo que se ha tratado de transmitir a la hora de imprimir el catálogo de sus productos.

En definitiva, el resultado final es un trabajo con un muy buen acabado, del cual estamos muy orgullosos y que seguro que será muy preciado como regalo de cara a las próximas fiestas navideñas.

Etapas de la pre-impresión

En nuestro anterior post hemos explicado en que consistía la pre impresión en las artes gráficas. En este nuevo texto vamos a explicar las etapas de la pre-impresión que atraviesa todo trabajo antes de ser impreso..

Cuando se reciben los originales se debe hacer un proceso de comprobación y posteriormente digitalización (por captura única o mediante la digitalización línea a línea). Los principales originales que se reciben son los siguientes:

  • Ilustraciones, y fotografías (escaneado).
  • Texto en papel (composición de textos – “picar” textos).
  • Fotografías digitales.
  • Fotolitos.
  • Negativos.
  • Señal de TV o Vídeo (captura de vídeo).
  • Gráficos por ordenador.
  • Textos digitalizados.
  • Extracciones de PDF.

Tratamientos

Tras la digitalización, se procederá a los distintos tratamientos para la impresión, como son el tipo de papel, la calidad de la impresora, tamaño, resolución, color, modo, formato entre otras variables. Para ello se utilizarán herramientas como Photoshop, Illustrator, Adobe Reader, Indesign o Quark entre otras.

Los tratamientos más habituales son:

  • De imagen: manipulaciones, correcciones cromáticas y tonales, retoques, sombras, luces, trazados de recorte, escuadrados, conversiones a CMYK, RGB, TIF, JPEG, destramados, retoques, silueteados, etc.
  • De textos: alineaciones, justificaciones, correcciones ortotipográficas, tracking, sangrías, textos recorridos, cabeceras, etc.
  • Técnicos para la impresión: tiras de control, reducción del color y tinta, etc.
  • Vectoriales: marcas de recorte, contornos, calcos, trazados, etc.

Maquetación e imposición

Es una de las etapas de la pre-impresión más importante. En esta fase se procederá a la optimización de todos aquellos aspectos de la fase anterior, como son el color, el tamaño, la resolución, y demás variables esenciales, que harán que el resultado quede lo mejor posible. Para ello se siguen los siguientes pasos:

  • Maquetación
  • Montaje
  • Tramado y separación de color
  • Comprobaciones
  • Creación de un formato de salida (PDF, Postscript) para enviar a la unidad RIP

Obtención y validación de la forma impresora

Además, a la hora de llevar a cabo la impresión, hay que tener en cuenta que cada impresión es distinta y por tanto hay que adaptar la forma impresora a ello. Por tanto, se necesitan según las exigencias de la impresión, una de estas cuatro formas de obtención:

  • Almacenamiento de datos
  • CTF (Filmación en película)
  • CTP (Filmación en Plancha)
  • CTPrint/Press (Impresión Digital)

Pruebas de impresión

Para dar final a esta fase del proceso gráfico, se deben llevar a cabo las pruebas de pre-impresión (o ferro). Este proceso se realiza antes de proceder a la impresión definitiva, para que pueda revisarse por todos los agentes implicados (profesionales y clientes). Estas pruebas son las siguientes:

  • Prueba de imposición.
  • Pruebas de Color.
  • Pruebas de exposición.
  • Ferros.

Departamento de pre-impresión

El departamento de pre-impresión de una empresa es, como hemos dicho ya antes, un grupo de expertos que, siguiendo el objetivo de optimización y corrección de errores, es dividido y especializado en las distintas fases y procedimientos que hemos estado desarrollando.

Si deseamos obtener un producto óptimo, además de contar con un buen equipo humano, es necesario también tener a disposición unos buenos equipos técnicos. Dentro de esto encontramos los ordenadores y programas, y los dispositivos de impresión y post-impresión, para que los conocimientos y habilidades del equipo humano sean llevadas a cabo a la perfección. Asimismo, el producto debe contar con materiales de calidad que garanticen un producto final perfecto.

Por tanto, esta fase en las etapas de la pre-impresión del proceso gráfico requiere de un perfecto equipo humano y técnico, además de materiales de calidad, todo ello englobado en lo que sería el departamento de pre-impresión.

Pre-impresión en artes gráficas

La pre-impresión en artes gráficas está dentro de cualquier proceso gráfico, en el cual existen una serie de fases esenciales: Diseño del producto, pre-impresión, impresión y post-impresión o acabados

Nosotros vamos ahora a tratar la fase de la pre-impresión, es decir, la que se sitúa entre las dos fases de mayor relevancia, el diseño del producto y la impresión. Una tarea que a primera vista pueda parecer sencilla y no tan importante, en realidad es delicada y esencial para que el diseño acordado se traduzca de la mejor forma posible y sin errores en la impresión.

Para lograr una buena pre-impresión y por consecuente una buena impresión, se debe respetar y hacer correctamente cada una de las fases del tema que nos ocupa:

– Recepción y comprobación de originales (digitalización en muchos casos)

– Tratamientos

– Maquetación e imposición

– Obtención y validación de la forma impresora

– Pruebas de pre-impresión

¿Qué es la pre-impresión en artes gráficas?

Como ya hemos dicho, la pre-impresión es aquella fase que se encuentra entre el diseño y la impresión, y es esencial para un buen trabajo. Su función principal en el proceso gráfico es el de evitar todo posible error que haga que la impresión no salga de la forma prevista, y para ello es necesario el trabajo de un equipo de expertos con funciones divididas y específicas para que se puedan llevar a cabo todas las fases de la forma adecuada. Más abajo se explicarán esas fases con mayor detalle.

De la pre-impresión tradicional a la digital

Anteriormente los procesos de tratamiento de imágenes, textos y demás que se sitúan en la fase de preimpresión, se llevaban a cabo por empresas especializadas encargadas de reproducción y separación del color, además de la obtención de pruebas. Para ello se utilizaba hasta principios de los años 90 una serie de técnicas fotográficas y procedimientos fotoquímicos manuales para la reproducción y tratamiento de imágenes, por lo que era necesaria una gran experiencia y conocimiento de todo el procedimiento.

No obstante, eso ha ido cambiando a lo largo de los años, y las nuevas tecnologías y la revolución informática se han introducido en esta industria y han reducido al mínimo las operaciones manuales digitalizando casi todo el proceso.

Diferentes tipos de papel

Hoy en día podemos encontrar diferentes tipos de papel. No todos los papeles tienen el mismo peso, gramaje, composición y características, ya que sus usos son muy variados. Existen papeles que al soportar tintas muy corrosivas y viscosas necesitan un grosos contundente para tener una mayor durabilidad en el tiempo. Otros tipos de papel son muy manejados y manipulados, como los catálogos o los libros, por lo que también tendrán unas características especiales.

Cada papel necesita unas características dependiendo del uso que deba tener. A continuación, vamos a ver una serie de papeles cotidianos, de características muy variadas y con composiciones muy diferenciadas debido al uso que se le va a dar.

El papel de periódico

Un claro ejemplo de papel de uso cotidiano es el papel de periódico. Delicado en el pasado, pero mejorado con el paso del tiempo. El papel de periódico tradicional es de mayor delgadez, por lo que también es uno de los más débiles y propensos al deterioro. Actualmente, en algunas ediciones, se usa el papel de periódico mejorado. Este tipo de papel se usa en las ediciones a color de páginas destacadas de los diarios. Su gramaje y brillo es mayor, lo que hace que su durabilidad y resistencia sea también mayor.

Papel Couché, Satinado o Estucado

Este tipo de papel es de los mas utilizados en la imprenta para imprimir. Posee gran capacidad de poder ser impreso con diferentes tintas y pigmentos. También, su durabilidad hace que sea muy resistente a todo tipo de impresiones y usos. Su apariencia final tras su impresión lo hace un papel muy atractivo, ya que puede adquirir una apariencia de brillo o mate. Su única inconveniencia es el tiempo que necesita de secado para que la tinta quede impregnada y pegada al papel. Su uso más cotidiano es revistas, sobrecubiertas, enciclopedias, catálogos o libros.

Papel Offset

Este tipo de papel es también de uso muy cotidiano. Su característica principal es su porosidad, lo que lo hace ideal para la impresión de textos y como papel de lectura. Su color blanco es muy potente, pero no brilla con tanta intensidad como el Couché. También se utiliza principalmente para la impresión de documentos, no siendo recomendable para imprimir imágenes. Su uso más común es para la impresión de textos, fotocopias, impresión laser o sobres.

El proceso de elaboración del papel

El papel es una de los materiales más cotidianos que existen hoy en día. Sus composición, formas y usos hacen que sea un elemento que pasa por nuestras manos de diferentes maneras a lo largo de un día. pero, ¿sabes realmente como se realiza este material? ¿conoces su materia prima y los procesos que se realizan para llegar a obtener papel? Aquí te lo explicamos de manera muy sencilla.

Para empezar a fabricar el papel necesitamos una materia prima: para el papel la materia prima es la madera. De la madera se saca la celulosa, más concretamente las fibras de celulosa, que es el material que acaba convirtiéndose en papel. Esa celulosa se obtiene mediante el tratamiento de la madera. Hay que partirla en trozos y a partir de ahí se separan las fibras por medio de calor y de productos químicos y se tritura para obtener una masa muy compacta.

Una vez que obtenemos las fibras de celulosa se mezcla con gran cantidad de agua en un gran recipiente llamado pulper. Una vez que se consigue una masa compacta hay que quitarle el agua mediante diferentes procesos. Por gravedad, vacío, presión o secado se consigue eliminar el excedente de agua. Una vez que ya ha secado se coloca en una cinta transportadora, donde se va compactando y alisando para acabar consiguiendo el papel definitivo.

Una vez que ya se ha conseguido el papel se enrollan en grandes bobinas, para después poder cortarlo según las necesidades posteriores o usos que se les valla a dar.

Proceso de elaboración del papel reciclado

El papel es una materia que se le puede dar varios usos. Dependiendo de los diferentes reciclados, el papel puede ser usado en multitud de ocasiones, perdiendo calidad cada vez que es reciclado y dependiendo también de las tintas con las que haya sido impreso. El proceso de elaboración del papel reciclado es muy similar al de la creación de papel convencional, introduciendo el ya usado en el pulper para que con agua las fibras puedan ser de nuevo liberadas. Después se procede al secado y de nuevo obtenemos papel al que se le puede dar diferentes usos.

Trabajos que se realizan en una imprenta

Existe un abanico muy amplio de servicios que ofrecemos en Gráficas Azorín, donde se requiere mucha profesionalidad y amor por ese trabajo para dar un resultado único. Muchas veces se requieren los servicios de una imprenta para obtener diferentes impresiones de difícil posibilidad con una impresora convencional o, porque también, se necesita un encuadernado u otro tipo de servicio, pero, ¿sabemos realmente todos los trabajos que se realizan en una imprenta?

Trabajo de pre-impresión.

Inicialmente, el trabajo de pre-impresión es fundamental para que todo trabajo de impresión tenga un acabado perfecto. El encargado de supervisar y de llevar a cabo este apartado es el jefe de pre-impresión. Fundamental sus conocimientos de hardware y software para lograr un calibrado perfecto de la impresión a realizar. También debe conocer de primera mano los tipos de impresión y los materiales a utilizar, tanto de tintas, como papeles , como de acabados, para conseguir una adecuación perfecta a lo que el cliente requiere.

Impresión.

Una vez que el trabajo de pre-impresión está realizado toca imprimir, bajo las directrices marcadas por el jefe de impresión. Dentro de los trabajos que se realizan en una imprenta, este es fundamental que salga perfecto. El encargado de realizar todo este proceso, complejo y minucioso es el operador de máquinas. Se encarga de que el papel o material a imprimir circules con normalidad por la máquina de impresión. También comprueba que el resultado final sea el correcto, comparando los colores de las primeras impresiones con la últimas, y que en todo momento el nivel de tinta en la impresión sea el correcto. La impresión puede ser de diferentes maneras:

Manipulado y acabado.

Acaba la impresión, toca la manipulación y encuadernación del resultado final. Dependiendo del trabajo realizado, ya que puede ser desde un folleto hasta un libro, se requiere diferentes tipos de manipulados. Para un simple folleto se requiere un cortado de papel, doblado y dependiendo del número de hojas, un grapado. Para una publicación más extensa, se requiere un encuadernado que puede ser de varios tipos. El encargado de realizar estas funciones es el jefe de taller de acabados y manipulados.

Semanal el Valle de Elda

Fundado el 1 de septiembre de 1956, el “Valle de Elda” es el semanario en papel, en activo, más antiguo de España. Lleva sin faltar a su cita con los vecinos de Petrer y Elda desde la fecha, siendo un referente en la sociedad de las localidades alicantinas.

Vall de Elda en Gráficas Azorín

Originalmente se presentaba en una impresión en blanco y negro, con 8 páginas, a un precio de 1,5 pesetas. Desde 1957 se le da color a la portada de los números correspondiente a las fiestas de Moros y Cristianos y a las Fiestas Mayores, es decir, el primer número de los meses de junio y septiembre. En 2007, después de las vacaciones veraniegas, se empieza a dar color a la portada de todos los números y a algunos artículos del interior del semanario.

El precio del primer número, como ya ¡hemos indicado, era de 1,5 pesetas. Había la posibilidad de suscribirse, siendo el precio trimestral de 19 pesetas, el semestral de 37,50 pesetas y el anual de 75 pesetas. Progresivamente su importe fue creciendo, hasta llegar a las 75 pesetas el ejemplar. Con motivo de la llegada del Euro, el precio es de 0,45€, subiendo también progresivamente hasta el 1,20€, que es el precio actual.

Tradición desde muchos años.

Desde el año 1985 se empieza a dejar de editar números en el mes de agosto, fechas que se aprovechan para dar descanso a los trabajadores y a empezar a preparar el número especial de septiembre, con motivo de las fiestas mayores de la localidad. Ese número, el primero de septiembre de cada año, es un especial de las Fiestas mayores en Honor a los Santos Patronos. Inicialmente la tirada tenía 16 páginas y un precio de 3 pesetas. Actualmente es de 96 páginas, con un precio de 3,50€.

Una de las particularidades de este semanario es la hemeroteca, ya que en su web pueden consultarse todos los números desde su creación, pudiendo encontrar verdaderas reliquias informativas, tanto de ámbito local, como nacional, e incluso internacional.

Pasan los años y el “Valle de Elda” sigue fiel cada semana con sus vecinos. Se ha adaptado a las nuevas tecnologías y en su web se pueden ver todas las noticias de una manera ágil y directa. La publicidad se ha hecho fundamental para sus subsistencia, pero la tradición de las personas que lo llevan haciendo siempre, hacen que sea de obligado cumplimiento el acudir al quiosco de prensa todas las semanas para hacerse con un ejemplar.