La sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, poco a poco, ha ido convirtiéndose en una de las principales prioridades de las pymes y grandes empresas. Este compromiso es –o debe ser- transversal en todo el proceso, desde la elección de las materias primas, hasta la distribución y comercialización del producto. En este sentido, sabemos que el packaging es fundamental, pues es el espejo de la esencia corporativa y del compromiso ambiental. ¡No hace falta prescindir de él! Es posible posible hacerlos de manera responsable con el planeta. Te contamos tres consejos para diseñar packaging sostenibles.

Tres consejos indispensables para diseñar packaging sostenibles

 

1. Como decíamos, el cuidado ambiental debe ser tenido en cuenta desde la elección de las materias primas. Por eso, es importante usar materiales ecológicos, componentes biodegradables o reciclables yevitar sustancias tóxicas o contaminantes. El plástico, por ejemplo -uno de los materiales más utilizados por muchas industrias y que tarda años en descomponerse- es fácil de reemplazar por otros materiales o, simplemente, de omitir.

 

Mira, por ejemplo, estas tabletas orgánicas y veganas de chocolate de Mason&Co envueltas en papel reciclable:

 

Chocolates Packaging Sostenible

 

O este packaging para huevos:

 

Huevos Packaging Sostenible

 

2. También es importante reducir la cantidad de materiales hasta donde sea posible. Así, además de cuidar los recursos, se disminuyen los costes de producción.

 

Mira este ingenioso packaging de hamburguesas:

 

Packaging sostenible Togo burguer

Fuente: Pinterest

 

3. Por último, pero no menos importante, hay que crear packaging que se puedan reutilizar. Puede sonar complicado, pero es posible. Sólo hace falta ingenio y creatividad.

Mira este packaging para tazas que se convierte en posa-vasos:

 

Packaging sostenible Box

Fuente: Pinterest

O esta caja de zapatos de  Kaiting Fan que puedes usar para dejarlos ahí guardados:

Togo Burger Packaging Sostenible

Como puedes ver, crear packaging sostenibles no sólo es necesario, sino posible. La clave está en Reducir, Reutilizar y Reutilizar. ¡No lo olvides!