La industria papelera española recicla 162 kilos de papel cada segundo. Con 5.093.800 toneladas de papel y cartón usado recicladas en 2011, se sitúa como la segunda industria papelera más recicladora de Europa, superada sólo por Alemania y con el mismo volumen de reciclaje que Francia o Italia.
 
 
En España el desarrollo de los sistemas de recogida de papel y cartón es un claro caso de éxito colectivo gracias a la colaboración de las administraciones, la industria, y la activa y creciente participación de los ciudadanos.  Recogemos ya para su reciclaje el 73,5% del papel que consumimos.
 
Los sistemas de recogida además, se autofinancian con los ingresos procedentes de la venta del papel recuperado a las fábricas papeleras que lo reciclan, y con las aportaciones del punto verde. La industria papelera española ha ido incrementando su capacidad recicladora, invirtiendo en nuevas y mejores instalaciones.
 
Se da la paradoja de que mientras la recogida global de papel y cartón en España en 2011 con respecto a 2010 sube un 1,8%, la recogida selectiva municipal desciende alrededor de un 8,5%. Esa caída generalizada es especialmente importante en las ciudades más grandes: el descenso en el volumen de la recogida selectiva municipal es del 24% en las ciudades de más de medio millón de habitantes (con incidencia especial en Barcelona, Madrid y Valencia), mientras en la ciudades de entre 200.000 y 500.000 habitantes es del 12% y en las de entre 100.000 y 200.000 habitantes es sólo del 9%.
 
La causa de esta caída podemos achacarla a dos aspectos de la crisis económica y sus consecuencias sociales, que han tenido especial incidencia en la recogida del papel y cartón procedente de los hogares. La realidad es que independientemente de esta situación coyuntural, la colaboración ciudadana se mantiene. Pero no cabe la menor duda de que los robos en los contenedores de papel tienen efectos negativos en los servicios de recogida selectiva municipal.
 
Fuente: http://www.aspapel.es