Un error común en algunos trabajos en cuyo diseño se utilizan fondos oscuros, es emplear para crearlos un 100% de negro. Pero, supongamos que la página se compone también de textos calados en blanco y fotografías en color distribuidas por toda la superficie.

a

Deberíamos tener en cuenta que la tinta negra empleada en Offset no es opaca, y además al tener que regular las densidades de tinta hace que el tono baje y la masa no cubra el fondo tal y como lo veíamos en pantalla o en la prueba de color. Si tratamos de subir la cantidad de tinta y la densidad en máquina, sólo conseguiremos una ganancia de punto inaceptable y además empastar las tramas de las fotografías, por lo que seguro nos saldríamos de norma (ISO 12647).

Cómo emplear el fondo negro enriquecido. Consejos para diseñadores: cubrir sin empastar. Gráficas Azorín

 

La solución del diseñador para conseguir un fondo negro enriquecido, cubriente y bien distribuido sería emplear una cama sumando porcentajes de otras tintas, respetando la cobertura de tinta admisible para el tipo de papel y máquina. Sin embargo, nos surgiría un nuevo problema con los textos, logos, líneas… que estuvieran calados en blanco o color claro, pues cualquier fallo producido por una pequeña modificación debida a la estabilidad dimensional del pliego, o un mal registro o casado de los colores, sería muy evidente a simple vista y crearía un defecto en los mismos.

a

También los negros creados con Photoshop provocan unos valores de tinta excesivos, pues utilizan los cuatro colores en porcentajes tan elevados que provocan una excesiva cobertura de tinta con el consiguiente empastamiento de la masa, facilitando entre otras cosas el repintado. Por todo ello deberíamos controlar estos valores, sobre todo cuando hacemos la conversión de RGB a CMYK.


Cómo emplear el fondo negro enriquecido. Consejos para diseñadores: cubrir sin empastar. Gráficas Azorín


En conclusión, lo idóneo y recomendable, sin comprometer la opacidad del fondo ni el reventado de líneas y texto calado, es usar simplemente una cama del 50% de cian, sirviendo esto para colorear el fondo y conseguir  posteriormente con el 100% del negro un fondo enriquecido intenso.

 a 

Debemos de tener en cuenta que esta solución la aplicaremos solamente para fondos cubrientes y no para textos, líneas finas, logotipos, etc., pues cualquier pequeño fallo en el registro o en la variación dimensional de papel haría muy evidente el solapamiento de los dos colores.