La serigrafía es la técnica de impresión más conocida y ampliamente utilizada por las empresas para imprimir patrones en productos de diferentes tamaños y materiales.

Su nombre proviene de la palabra sericum (latín) y graphe (griego) , un tejido utilizado como matriz para transferir tinta a una amplia variedad de medios. La primera serigrafía se remonta a la dinastía Song (960-1279) en China. También fue utilizada durante la Segunda Guerra Mundial por los americanos para marcar equipos militares.

Ha sido ampliamente implementada gracias al desarrollo de técnicas fotográficas y químicas que han facilitado el proceso. Se utiliza principalmente para imprimir imágenes y dibujos en camisetas, bolsas de tela, papel, madera, cerámica, etc.

Existen diferentes tipos de serigrafía según los objetivos y el tipo de proceso utilizado. Existe: la serigrafía gráfica, la serigrafía artística y la serigrafía textil.

¿Cómo funciona el sistema?

La serigrafía consiste en transferir una tinta a través de una malla o lienzo tensado en un marco, bloqueando el paso de la tinta en las áreas donde no hay imagen mediante una emulsión o barniz y quedando libre la zona dondela tinta pasará a través de la pantalla para estampar el patrón, en una gran cantidad de ropa o artículos.

La serigrafía permite distintas ventajas:
– Excelente relación calidad/precio: la serigrafía permite realizar impresiones de gran tamaño y muchas copias sin aumentar los costes de producción.
– Reproducción perfecta del color.
– Durabilidad del producto.
– Resistencia al lavado.
– Libertad sobre los temas.

También tiene distintas desventajas a tener en cuenta:
– Imposibilidad de imprimir detalles demasiado finos.
– Incapacidad para realizar gradientes.
– Las plantillas son muy frágiles.

Serigrafia circular

La serigrafía circular es una técnica de impresión utilizada en el proceso de reproducción de imágenes en superficies redondas o cónicas, tales como vasos, botellas, cubos, superficies de embalaje.

¿Cómo funciona el sistema?
Las máquinas serigráficas cilíndricas están diseñadas según el principio de forma para estampar objetos en forma circular.   El cilindro de impresión se sustituye por el cilindro que sujeta la botella u objeto a imprimir, que se apoya desde abajo con pinzas de rodillos.

Maquina pulpo para serigrafía

El pulpo serigrafiado es el elemento fundamental de un taller de serigrafía. Le permite hacer diferentes impresiones al mismo tiempo. Por ejemplo, esta técnica se puede utilizar para un pedido de varias camisetas. El propósito de esta máquina es producir un mayor volumen de trabajo que si se hiciera con un proceso manual.

Gracias a los avances tecnológicos, ahora es posible encontrar pulpos de cuatro, ocho y doce colores, con uno o más puestos de trabajo de diferentes tamaños, tanto para objetos planos como curvos.

Se pueden distinguir dos tipos de pulpos:
– El pulpo de serigrafía automático.
Este tipo de pulpo es útil para grandes empresas que necesitan altos rendimientos.

– Pulpo manual.
Los pulpos de serigrafía manuales son aquellos en los que el operador debe girar manualmente los brazos para acomodar la pantalla del objeto que se va a estampar o imprimir.