La cuatricromía o cuatricomía es un sistema de impresión basado en la paleta de colores CMYK, Cyan, Magenta, Amarillo y Negro. Este modelo de color se fundamenta en la absorción de luz.

El término cuatricomía o cuatricomía hace referencia al sistema de impresión basado en el modelo CMYK, la principal paleta de colores que se utiliza a la hora de imprimir cualquier documento, ya que si se usa el modelo RGB las tonalidades de color serían diferentes. CMYK proviene de las iniciales de los colores en inglés, Cyan, Magenta, Amarillo y Negro, en el caso de este último se utiliza la última letra para no confundirlo con el Azul (Blue).

¿Cómo funciona la cuatricromía?

Los cuatro colores de los que hemos hablado, Cyan, Magenta, Amarillo y Negro, se mezclan y crean un nuevo y amplio rango de colores mediante síntesis sustractiva. Es decir, los colores base funcionan como un filtro, la luz atraviesa un color y la tinta absorbe parte de esa luz. La luz restante atraviesa el siguiente color y, de nuevo, la tinta la absorbe. La luz restante se refleja en la hoja en blanco y llega a nuestro ojo. De esta forma es el estímulo que da forma al color que percibimos.

Solo cuatro colores, ¿por qué?

Imprimir con esta paleta de colores, también, permite alcanzar un gran espectro de colores con el menor número de colores de partida. Además, el modelo de impresión de CMYK es económico y de fácil secado.

¿Qué modelo elegir?

La mayoría de las imprentas utilizan la gama CMYK, ya que ofrece muchas más opciones. Así que lo mejor es asegurarse de que el archivo está con esta paleta de colores para garantizar el resultado. También, si estamos trabajando para un soporte digital elegiremos RGB ya que el espectro de colores es mayor.