Es posible que si no estás familiarizado con el mundo de la imagen, ni siquiera conozcas los conceptos de bitmaps y gráfico vectorial. Y aunque este sea el caso, queremos contaros hoy las diferencias entre vectores y bitmaps, para que podáis sacarles el máximo partido.
 
Para empezar, es necesario establecer qué son los bitmaps y qué es un gráfico vectorial para poder entender cuáles son sus características y las diferencias entre vectores y bitmaps.
 
En el caso de los bitmaps, estos son representaciones de imágenes que se realizan en una cuadrícula de píxeles llamada matriz (hecho por el cual también reciben el nombre de imágenes matriciales) y que se rellenan con patrones de color. Para poder ilustrar qué son los bitmaps, podemos pensar en una fotografía, que al capturar la imagen y pasar a formato digital, el espacio representado se llena de color en pequeñas cuadrículas.
En cuanto a qué es un gráfico vectorial, podemos decir que se trata de representaciones de imágenes basadas en objetos geométricos como curvas de Beizer o polígonos. Estas formas que emplean los gráficos vectoriales quedan determinadas por sus atributos matemáticos, como posición, ángulo…
 

Los gráficos vectoriales se basan en formas con atributos matemáticos.


 
Una vez entendido qué son los bitmaps y qué es un gráfico vectorial, podemos ir a ver la diferencia entre ellos. Para comenzar, la principal diferencia es que en el caso de los bitmaps, la imagen se forma gracias al patrón de relleno de color en los diferentes píxeles de la matriz, mientras que los gráficos vectoriales se conforman de elementos con atributos matemáticos. Otra de las diferencias es la pérdida de calidad que sufren los bitmaps a la hora de ser aumentados de tamaño, mientras que los vectores pueden ser aumentados de tamaño sin perder calidad.
Mientras que los bitmaps son empleados para fotografía o captura de video, los vectores son empleados en el diseño gráfico.
 

Los bitmaps se conforman de píxeles que se rellenan de color.


 
Aunque son conceptos que puedan parecer opuestos, es posible convertir un tipo de imagen al otro. En el caso de convertir un bitmap a vector, el proceso se denomina vectorización y puede ser realizado de forma manual o con software específico. En el caso contrario, el proceso se llama rasterización.
 
Esperamos que hayáis aprendido algo nuevo que no supierais sobre la representación de imágenes y que os haya gustado.