El barniz UVI es un tipo de barniz de alto brillo que se aplica en una zona concreta del impreso para destacar algo, por ejemplo un logotipo, sobre el resto del impreso. Es un acabado que aporta calidad y un toque de sofisticación al impreso.

barniz-uvi-en-reserva
Se aplica mediante offset (tinta plana) o serigrafía (sectorizado)
, siendo la diferencia entre ambos la forma de aplicación y el resultado. Mientras que el serigrafiado se emplea para destacar detalles del impreso, el offset se utiliza íntegramente sobre el impreso. El resultado no es el mismo, aunque el brillo es idéntico.

La capa de UVI se aplica en último lugar, como todos los barnizados. Aunque su proceso es diferente al resto de impresiones, ya que se realiza mediante un enlace químico. Necesita de un sistema de secado mucho más potente, bajo irradiación de rayos muy enérgicos que evitan que el barniz se quede blando o pegajoso. Proporciona un brillo muy intenso tras la fase de sedación que es la que logra que los rayos ultravioleta (de ahí su nombre) no conviertan el barniz en una película de plástico.

Además, el barniz UV tiene una serie de ventajas, entre las que se encuentran:

– Máximo brillo.

– Bajo olor una vez que se le aplican los rayos UV.

– Rápido secado después de aplicar los rayos UV.

– Acabados de alto nivel.

– Resistente al agua, la grasa y la suciedad.

– Protege mejor las superficies.

– El proceso de irradiación UV es sumamente rápido.

– Después de la irradiación se puede continuar con otros procesos.

En definitiva, el barniz UVI aplicado en artes gráficas se caracteriza por embellecer los impresos, aportando un toque distintivo que no pasa por alto.