Que leer es bueno es una afirmación que hemos escuchado casi todas las personas, sin embargo, en este época del año es muy conveniente recordar los beneficios de las lecturas estivales. Según los estudios realizados, las ventajas son más notables en los niños y en las niñas. Un estudio sobre este tema de la Graduate Schol of Library and Information Studies de la Dominican University afirma que los escolares que participan en programas de lectura durante el verano muestran una mejora importante en sus capacidades lectoras, al tiempo que esta ayuda a fijar en la memoria lo aprendido anteriormente.
 
Si nos centramos en Educación Infantil, también se dispone de estudios que mantienen que este hábito veraniego mejora la habilidad lectora. Incluso el hecho de recibir por libros en esta época despierta su interés mucho más que en periodo escolar, en el que tienen que centrar su atención en los estudios.
 
Desde Gráficas Azorín os deseamos que disfrutéis mucho la lectura este verano.