El papel es natural y renovable porque crece en los árboles. Pero además, el papel hace crecer los árboles, porque para fabricar papel se plantan y cultivan árboles, que generan empleo verde, absorben CO2  y ayudan a frenar el cambio climático, como se recoge en la Actualización 2013 de la Memoria de Sostenibilidad del sector de la celulosa y el papel presentada el pasado 20 de junio por ASPAPEL.

a

  • Las plantaciones de árboles para papel en España, ocupan 465.000 hectáreas y emplean a 22.225 trabajadores, con datos de 2012.
  • Estos cultivos de madera para papel almacenan 29,6 millones de toneladas de CO2 equivalente en datos de 2012, un 8,3% más que el año anterior.
  • Para la fabricación de papel en España se utilizan al año 6.112.700 m3 de madera, de procedencia nacional en un 80%, según datos de 2012.

a

España dispone de buenas condiciones climáticas y superficie baldía para el cultivo de fibra de madera en plantaciones, lo que constituye una oportunidad para el desarrollo de una bioindustria de vanguardia: la bioindustria del bosque.

España aumenta el porcentaje de celulosa y papel con certificación forestal. Símbolo Ingenio Creativo

a

Sostenibilidad forestal certificada

El sector papelero, comprometido con la certificación forestal, trabaja  para promover la oferta de madera nacional certificada, lo que permitirá que haya cada vez más papel certificado en el mercado, con una etiqueta que garantiza su procedencia de una plantación gestionada sosteniblemente.

a

El uso de agua para fabricar papel y celulosa disminuye el 4%

En esta actualización de la Memoria también se recoge que la eficiencia energética, la eficiencia en el uso de agua y la eficiencia en la gestión de los residuos del proceso son las líneas maestras de actuación del sector de la celulosa y el papel en lo que se refiere al proceso de fabricación.

a

Eficiencia energética: biomasa y gas natural como combustibles y cogeneración:

  • Un mix de combustibles basado en la biomasa (37%) y el gas natural (61%) junto con la cogeneración (1.135 MW de potencia instalada), reconocida como MTD (Mejor Tecnología Disponible), son las grandes apuestas del sector en materia energética.

a

Eficiencia en la gestión de residuos:

  • En 2012 el 72% de los residuos del proceso se valorizaron y el porcentaje de residuos que acabó en el vertedero (28%) se redujo un punto con respecto al año anterior.
  • Importante crecimiento de la valorización energética en la propia fábrica: el 24% de los residuos totales de proceso se valorizan ya por esta vía (frente al 9% en 2011), superando ya el objetivo fijado para 2015 (20%).
  • La valorización de residuos papeleros en la industria cerámica y cementera disminuye como consecuencia de la crisis.

a

Eficiencia en el uso de agua y mejora de la calidad de los vertidos:

  • Solo un 5% del agua utilizada en el proceso se consume y el 95% restante se devuelve al cauce o a la red, tras ser depurada en instalaciones propias del sector.
  • La utilización de agua en el proceso en 2012 disminuye el 4%, mientras la producción de papel (-0,4%) y celulosa (+0,2%) se mantiene en niveles similares al año anterior.
  • La calidad de los vertidos evoluciona favorablemente en todos los indicadores, salvo un ligero repunte de tres décimas en los sólidos en suspensión totales.