En nuestro anterior post hemos explicado en que consistía la pre impresión en las artes gráficas. En este nuevo texto vamos a explicar las etapas de la pre-impresión que atraviesa todo trabajo antes de ser impreso..

Cuando se reciben los originales se debe hacer un proceso de comprobación y posteriormente digitalización (por captura única o mediante la digitalización línea a línea). Los principales originales que se reciben son los siguientes:

  • Ilustraciones, y fotografías (escaneado).
  • Texto en papel (composición de textos – “picar” textos).
  • Fotografías digitales.
  • Fotolitos.
  • Negativos.
  • Señal de TV o Vídeo (captura de vídeo).
  • Gráficos por ordenador.
  • Textos digitalizados.
  • Extracciones de PDF.

Tratamientos

Tras la digitalización, se procederá a los distintos tratamientos para la impresión, como son el tipo de papel, la calidad de la impresora, tamaño, resolución, color, modo, formato entre otras variables. Para ello se utilizarán herramientas como Photoshop, Illustrator, Adobe Reader, Indesign o Quark entre otras.

Los tratamientos más habituales son:

  • De imagen: manipulaciones, correcciones cromáticas y tonales, retoques, sombras, luces, trazados de recorte, escuadrados, conversiones a CMYK, RGB, TIF, JPEG, destramados, retoques, silueteados, etc.
  • De textos: alineaciones, justificaciones, correcciones ortotipográficas, tracking, sangrías, textos recorridos, cabeceras, etc.
  • Técnicos para la impresión: tiras de control, reducción del color y tinta, etc.
  • Vectoriales: marcas de recorte, contornos, calcos, trazados, etc.

Maquetación e imposición

Es una de las etapas de la pre-impresión más importante. En esta fase se procederá a la optimización de todos aquellos aspectos de la fase anterior, como son el color, el tamaño, la resolución, y demás variables esenciales, que harán que el resultado quede lo mejor posible. Para ello se siguen los siguientes pasos:

  • Maquetación
  • Montaje
  • Tramado y separación de color
  • Comprobaciones
  • Creación de un formato de salida (PDF, Postscript) para enviar a la unidad RIP

Obtención y validación de la forma impresora

Además, a la hora de llevar a cabo la impresión, hay que tener en cuenta que cada impresión es distinta y por tanto hay que adaptar la forma impresora a ello. Por tanto, se necesitan según las exigencias de la impresión, una de estas cuatro formas de obtención:

  • Almacenamiento de datos
  • CTF (Filmación en película)
  • CTP (Filmación en Plancha)
  • CTPrint/Press (Impresión Digital)

Pruebas de impresión

Para dar final a esta fase del proceso gráfico, se deben llevar a cabo las pruebas de pre-impresión (o ferro). Este proceso se realiza antes de proceder a la impresión definitiva, para que pueda revisarse por todos los agentes implicados (profesionales y clientes). Estas pruebas son las siguientes:

  • Prueba de imposición.
  • Pruebas de Color.
  • Pruebas de exposición.
  • Ferros.

Departamento de pre-impresión

El departamento de pre-impresión de una empresa es, como hemos dicho ya antes, un grupo de expertos que, siguiendo el objetivo de optimización y corrección de errores, es dividido y especializado en las distintas fases y procedimientos que hemos estado desarrollando.

Si deseamos obtener un producto óptimo, además de contar con un buen equipo humano, es necesario también tener a disposición unos buenos equipos técnicos. Dentro de esto encontramos los ordenadores y programas, y los dispositivos de impresión y post-impresión, para que los conocimientos y habilidades del equipo humano sean llevadas a cabo a la perfección. Asimismo, el producto debe contar con materiales de calidad que garanticen un producto final perfecto.

Por tanto, esta fase en las etapas de la pre-impresión del proceso gráfico requiere de un perfecto equipo humano y técnico, además de materiales de calidad, todo ello englobado en lo que sería el departamento de pre-impresión.