La fotografía aérea deBernhard Lang es toda una declaración de intenciones. Este autor alemán nació en 1970 en Crailsheim. Se formó en la década de los noventa en el prestigioso Photostudio Anker, un estudio de fotografía especializado en fotografía publicitaria, situado en Munich. Desde 2000 trabaja como fotógrafo independiente. Hasta el año 2010, se dedicaba principalmente a la fotografía publicitaria para clientes internacionales.

 

Fotografía aérea de Bernhard Lang.

Fotografía aérea de Bernhard Lang.

 

Fotografía aérea de Bernhard Lang. Uno de los objetivos clave de su proyecto es buscar y encontrar patrones y estructuras, que a veces parecen pinturas abstractas.

 

Desde 2010, trabaja principalmente en su proyecto Aerial Views. Él toma fotos aéreas de aviones pequeños y helicópteros. La primera serie de vistas aéreas que realizó fue en Baviera, cerca de Munich, donde vive. Este proyecto ha generado mucho interés, de un modo casi inmediato, por lo que continuó el proyecto de Aerial Views fotografiando numerosos escenarios desde arriba, en todo el mundo.

 

Fotografía aérea de Bernhard Lang.

Fotografía aérea de Bernhard Lang.

 

Para él, según se indica en la web del fotógrafo, las vistas aéreas muestran el mundo desde una perspectiva diferente e inusual. Uno de los objetivos clave de su proyecto es buscar y encontrar patrones y estructuras, que a veces parecen pinturas abstractas. Desde su vertiente más defensora de la naturaleza, su práctica también tiene un interés particular en la captura de imágenes que muestran el impacto de las actividades humanas en la naturaleza y el medio ambiente.

 

Fotografía aérea de Bernhard Lang. Parking Lot

Fotografía aérea de Bernhard Lang. Parking Lot

 

Existe una belleza formal o un orden agradable por un lado, y por el otro la transformación o destrucción de la naturaleza original. Mostrar este antagonismo es el pensamiento principal de su trabajo.

 

Fotografía aérea de Bernhard Lang.

Fotografía aérea de Bernhard Lang.

 

Nuestra mirada se ve atraída por las imágenes a vista de pájaro, su potencial cautivador nos abstraen de lo cotidiano. Nos muestra una visión de las cosas, un puto de vista al cual no estamos acostumbrados, y que se muestra en una suerte de interés innato. El acceso a una perspectiva que no es accesible a todos,  otorga a sus imágenes de una magia especial, casi hipnótica. Sus planteamientos formales también tienen la culpa, y es que no es solo subirse a un aeroplano y sacar unas cuantas fotos, la cuidada composición, la temperatura de color, los detalles de unas vistas trabajadas, para la obtención de unos resultados brillantes y completos.