En imprenta, el tipo de impresión ha evolucionado mucho desde que se idearon las primeras impresoras. Por ello, la elección del tipo de impresión se convierte en un factor muy importante que determina el acabado de la impresión final de libros. Por esta razón, vamos a conocer la diferencia entre la impresión de libros offset y digital

¿Cuál es la diferencia entre la impresión de libros offset y digital?

 

La impresión offset es un sistema indirecto que deriva de la litografía, en la cual la plancha se moja parcialmente con agua que repele la tinta grasa. En este tipo de impresión se emplean tintas de cuatricomía o CMYK, compuesto por las iniciales de los colores que la componen: Cyan, Magenta, amarillo (Yellow) y negro (Black). El sistema funciona a partir de la descomposición de toda la información del diseño a imprimir en porcentajes de esos cuatro colores. Esta información descompuesta nos servirá para grabar en aluminio (el material más utilizado) mediante un láser lo que queremos imprimir. Una vez en la impresora, en las zonas donde no hay dibujo se quedan pequeñas gotas de agua que repelen la tinta y la redirigen a la zona donde sí lo hay, transmitiendo la imagen deseada. Este sistema permite grandes tiradas de impresión más baratas que la impresión digital, la posibilidad de utilizar cualquier tipo de papel o tinta especial y un tamaño mayor de hoja.

 

Frente a la impresión offset, la impresión digital es un sistema directo donde la información pasa a la máquina de imprimir sin utilizar planchas o procesos intermedios, lo que permite una puesta en máquina rápida y una impresión seca que facilita la posibilidad de manipularlo en el acto. Además, proporciona una gran calidad fotográfica y permite la personalización de cada hoja de forma independiente.

 

Los dos tipos de impresión son útiles según las necesidades que se requieran. La impresión digital de libros se reserva para hacer tiradas cortas, o impresión de libros personalizados y permite entregas rápidas. La impresión de libros en offset es mucho más económica, siempre que se impriman cantidades mínimas (200 o 300 libros), permite imprimir sobre todo tipo de soportes y gramajes, acepta trabajar con pantones y tintas especiales y, en general, ofrece más calidad.

 

En Gráficas Azorín ofrecemos todos los servicios necesarios para la impresión offset e impresión digital.