El braille, también llamado cecografía, es un sistema táctil de lectura y escritura enfocado a las personas ciegas. Este sistema se puede adaptar a impresiones en papel con un tipo especial de impresora para lograr diseños en relieve de gran precisión que una persona ciega puede sentirlos al tocarlos. Esto permite romper las barreras a la hora de hacer llegar nuestros diseños a todo tipo de público..

 

El método de impresión en braille difiere con el resto de impresoras en su mecanismo de impresión. Si en una impresora de tinta, láser o térmica se usan chorros de tinta, toner o dispositivos térmicos, en el caso de las impresoras braille se usan percutores. Los percutores se asemejan en su función da unos punzones. Estos se lanzan contra el papel y van marcando en una de sus caras los puntos (sin atravesar el papel), que se verán sobresaliendo desde la cara opuesta de la hoja percutida. Así, con los percutores ejerciendo la fuerza adecuada se consigue que una persona ciega pueda notar los puntos en el papel.

 

Dependiendo del fabricante, las impresoras braille contienen diferentes especificaciones técnicas. Estas variaciones pueden ser cambios en la forma y el tamaño de los puntos, así como cambios en la colocación de dichos puntos.

 

Una de las diferencias más importantes entre distintos modelos de impresoras braille es la forma en que se colocan los puntos para crear gráficos táctiles.

 

La mayoría de las impresoras braille usan el método de punto matricial, que coloca los puntos en matrices fijas. Este método puede presentar problemas a nivel horizontal debido a que los puntos no están espaciados uniformemente en la matriz.

 

Otros modelos de impresora braille permiten colocar los puntos libremente en la hoja, usando el método llamado punto flotante. Este modelo permite crear curvas más suaves y continuas en nuestros diseños que se traduce en un mayor nivel de precisión y detalle.

 

Entre las aplicaciones que tienen las impresiones en braille cabe destacar el hecho de que se puede imprimir en alfabeto braille sobre multitud de soportes del día a día, como puede ser papel de carta, postales, rótulos de todo tipo, cartas de restaurantes, señales, carteles…