Sin título-1

La sostenibilidad está de moda y el papel no se iba a quedar atrás en un tema que le incumbe tanto. Cada día son más las empresas que apuestan por utilizar papeles FSC o PEFC para sus impresos, ayudando así a gestionar los recursos forestales de manera responsable y sostenible a nivel mundial.

 

Pero, qué es eso de papel FSC. Son las siglas de Forest Stewarship Council, un papel que proviene de bosques gestionados por una organización internacional que promueve un modelo de gestión forestal responsable con el medio ambiente. Esto significa que se plantan los mismo árboles que se talan, contribuyendo en la lucha por la degradación forestal, la deforestación y la pobreza.

 

Por otro lado, encontramos el papel PEFC. El papel Programe for the Endorsement of Forest Certification está gestionado por una entidad independiente y de ámbito mundial. Ésta garantiza a los consumidores que el papel proviene de bosques con una gestión responsable.

 

Si los usuarios lo desean, pueden utilizar estos tipos de papel de forma anónima. Aunque también se puede hacer una anotación que permita reconocer que el papel que tienen delante está gestionado de una forma sostenible. Aunque, para que un producto pueda ser certificable y conseguir el logotipo, todas las entidades a lo largo de la cadena de suministro han de estar certificadas bajo la Cadena de Custodia. Esto quiere decir que existe un recorrido responsable con el medioambiente del producto desde el bosque hasta el consumidor final. Además de que el diseño del logo y la declaración de uso del papel certificado deberán ser aprobados.

 

Dependiendo el papel, se pueden conseguir diferentes tipos de certificados: En primer lugar 100% fuentes pueras FSC/ 100% PEFC; en segundo 100% FSC fibras recicladas/ 70% PEFC; y en tercero FSC fuentes mixtas/ PEFC reciclado.

 

Os ponemos un ejemplo a la hora de hacer un pedido. Si el pedido que recibimos es de un libro de tapa dura, que se ha de hacer completamente con papel FSC, la imprenta será la encargada de comprar este tipo de material a una papelería certificada. Teniendo los materiales básicos comprados y los certificados bajo la cadena de custodia, se procederá a solicitar el logotipo para su posterior inclusión. Una vez aprobado el logo, ya se puede imprimir y realizar el libro con todos sus materiales perfectamente acreditados.