La importancia de la conservación de los documentos históricos es un hecho que ha dado lugar a toda una ciencia, la documentación, encargada también del archivo y sistematización de éstos, de forma que puedan ser localizados con facilidad en los grandes espacios que ocupan.

 

588px-El_ingenioso_hidalgo_don_Quijote_de_la_Mancha

 

En  España, la Biblioteca Nacional de España (BNE) es la principal depositaria del patrimonio bibliográfico y documental, llegando a custodiar alrededor de 30 millones de publicaciones producidas en territorio nacional desde comienzos de siglo XVIII.

1200px-Biblioteca-Nacional-271112

Libros, revistas, mapas, grabados, dibujos, partituras, folletos…los archivos conservados son fuente valiosísima del conocimiento del pasado. Y se trata de una riqueza a la que se puede acceder, ya la Biblioteca Nacional difunde este patrimonio bibliográfico a través de su catálogo y de la elaboración de la  Bibliografía Española, además de ofrecer servicios al público que incluyen desde las salas de consulta y servicios a través de la página web, hasta los servicios de información bibliográfica especializada y el préstamos interbibliotecario.

old-books-436498_960_720