En imprenta, todos los diseños, antes de la impresión final, requieren de un proceso de preimpresión, en el cual se llevan a cabo todos los procedimientos para que el arte final obtenga un acabado de calidad. Hay muchos factores que pueden afectar al proceso de preimpresión y por ello es muy importante prestar atención en cada una de las fases y cuidar todos los detalles.

preimpresión elda

Preimpresión Elda y Alicante

Las cinco fases de preimpresión

  1. Recepción de originales: en muchos casos, cuando los archivos no están digitalizados y especializados, se procede a la digitalización de estos.
  2. Tratamientos: en esta etapa se optimizan funciones como el color, el tamaño o el formato. Todo lo necesario para conseguir un buen acabado del arte final pues el cliente aún tiene la oportunidad de hacer cambios en el diseño. Para ello, se utilizan herramientas como Photoshop, Indesign o Illustration.
  3. Maquetación: en esta etapa se prepara la maquetación de cada una de las páginas, tramado y separación de color, comprobación de las resoluciones, etc.
  4. Prueba de preimpresión: finalmente, antes de realizar la impresión definitiva es conveniente realizar una prueba de impresión para que el cliente pueda revistar el acabado final. Son muy importantes para poder comprobar la calidad del producto y mostrar que el impreso se ajusta a las condiciones acordadas de impresión.
  5. Preparación de planchas: por último, cuando se han realizado todos los procesos de preimpresión, es el momento de realizar las planchas para los rodillos de impresión en el caso de la impresión offset y poner en marcha el proceso de impresión.

 

La preimpesión es un proceso fundamental y para mejorarlo,  en Gráficas Azorín hemos implementado la optimización y estandarización colorimétrica bajo normativa europea ISO. Además, recientemente hemos sido certificados como “Marca de Calidad Gráfica” por el Cluster de la Industria Gráfica de la C.V.