180

El centro tecnológico ITENE de Paterna (Valencia) ha comenzado a establecer conexiones con el centro de I+D+i noruego SINTEF para coordinar las acciones que se promueven en torno al proyecto NanoBarrier. El cual, se centra en la investigación de nuevos envases sostenibles con propiedades mejoradas, ya que les incorporarán nanomateriales que resulten asequibles.

 

La industria alimentaria no cesa el estudio para encontrar el envase perfecto y, por el momento, se buscan recipientes multifuncionales que aporten beneficios dependiendo de los diferentes actores que intervengan en la cadena de valor de los productos. Con la incorporación de nanomateriales a los biopolímeros existentes en el mercado se podrán superar las principales barreras que surgen cuando se habla del uso de materias

primas biodegradables a nivel industrial. Estos problemas recaen en la baja resistencia térmica, la alta permeabilidad a oxígeno y vapores, su fragilidad y la compleja gestión de los residuos que se generan.

 

El proyecto NanoBarrier está financiado por 7º Programa Marco de la Unión Europea que se centra en aportar respuestas a las necesidades del mercado. El objetivo del fabricante es conseguir un producto diferenciado al menor coste posible, que además sea atractivo, sostenible y funcional en cuanto a su capacidad de almacenamiento. Por otro lado, el consumidor exige alimentos más seguros, frescos y que respeten el medio ambiente en todo su proceso.

 

El proyecto también está profundizando en la implantación de técnicas que no requieran la utilización de dispositivos externos, como la lengua/nariz electrónica, indicadores de temperatura y gases o biosensores para detectar agentes patógenos, ya que suponen un alto coste y una difícil aplicación a nivel industrial. Para suplantar estas medidas se está probando, por ejemplo, la microencapsulación o la impresión electrónica convencional con tintas aptas para su contacto con alimentos.

 

SINTEF lidera el proyecto que está formado por más de 15 socios de nueve países. Es la organización independiente con mayor contratación en proyectos de investigación en Escandinavia. Recientemente se reunieron en el centro ITENSE para evaluar los avances, cuyos resultados estarán disponibles a principios de 2016.

 

Este centro de Palencia trabaja en diferentes grupos de trabajo y lidera el diseño sostenible de productos, así como el propósito de generar, desde la etapa inicial, una metodología respetuosa que integre aspectos de reciclabilidad en todos los procesos que tengan que ver con matrices biopolimétricas que contengan nanomateriales en su composición.

 

El proyecto creará una serie de prototipos que validen las soluciones tecnológicas desarrolladas, todos ellos con una alta expansión en el mercado. Se presentarán envases termoformados 3D basados en celulosa microfibrilada con refuerzos poliméricos y en films tricapa; envases para ternera mediante film soplado; botellas sensibles al oxígeno para alimentos y bebidas por extrusión-soplado; y envases para pescado mediante moldeo por inyección.

 

La tecnología avanza a pasos de gigante inventando nuevos productos que nos facilitan e día a día y se adaptan a los nuevos estilos de vida. Ahora sólo podemos esperar a ver cómo avanza el proyecto y cuál será el próximo invento con el que nos sorprenderán.

 

Fuente: ITENE