Puede que tu empresa se funda entre los competidores y que sólo tú le veas ese valor extra que les ofreces a tus clientes. El marketing promocional puede ser una forma para que tus clientes también perciban ese valor añadido, y así tu producto o servicio sea uno de los primeros en el orden de compra de los consumidores.

MKPromocional2

El marketing promocional tiene la intención de dotar de un “plus emocional” a tu producto, para así captar más la atención del cliente, y que te elija a ti en vez de a otros. Las posibles acciones de marketing promocional son muy diversas, sin embargo, una característica primordial es que sean temporales, para un periodo de tiempo estipulado, no permanentes. Así conseguiremos que los consumidores no vean nuestras acciones como una característica más del producto, sino como una oportunidad que tienen que aprovechar cuanto antes.

Las situaciones en las que este tipo de marketing nos puede beneficiar en mayor medida son, por ejemplo, cuando queramos introducir un nuevo producto o terminar con el stock de uno ya existente, vender más a corto plazo en un periodo concreto para obtener una mayor liquidez, es decir, incentivar las ventas o crear barreras a la competencia. Como empresa podremos darle al marketing promocional el enfoque que queramos y éste nos ayudará a incrementar la fidelización de clientes a nuestra marca e incluso a ganar nuevos clientes. Algunos ejemplos de acciones de marketing promocional serían: descuentos temporales, packs promocionales, regalos con la compra, sorteos, concursos, cupones de descuento, etc.

MKPromocional

No obstante, para que nuestra estrategia sea efectiva, tiene que ir acompañada de un packaging adecuado a la acción que se quiera llevar a cabo, así como folletos, carteles, catálogos… Lo esencial es que transmitamos los valores que queramos dar a conocer de nuestra marca para llegar a los clientes, ya sean actuales o potenciales.