La concentración de hidrógeno en toda solución acuosa puede representarse por su Ph .El resultado en su escala puede ser de 0 a 14. Un pH de 7 significa que la solución es neutra. Un pH por debajo de 7 indica que se trata de un ácido. Un pH por encima de 7 indica que se trata de una solución alcalina. Se puede comprobar el nivel de pH del papel marcándolo con un lápiz medidor de pH y agregando una gota de agua destilada en la zona donde se hizo la marca.

images graficas azorin

Ahora bien, ¿de qué nos sirve esta comprobación en el mundo de las artes gráficas?
La capacidad de archivo en un papel se define por su permanencia o durabilidad. Es un punto a tener muy en cuenta para aquellos proyectos en los que sea imprescindible mantener sus propiedades y características iniciales por un largo periodo de tiempo, como por ejemplo: materiales para bibliotecas, ediciones limitadas, documentos legales, etc.
A finales de la década de los cincuenta, se descubrió que la durabilidad del papel se da, principalmente, en función de su acidez o alcalinidad. El periodo de vida del papel alcalino se mide en cientos de años, mientras que en el papel ácido se mide en décadas. Originalmente el papel era manufacturado en un sistema alcalino. Esto se determinaba dados los recursos disponibles (algodón), no porque su durabilidad fuera una consideración. Al aumentar la demanda de papel en el siglo IX, se presentó una escasez de algodón. Las pulpas de madera disponibles, encoladas con alumbre y resina de trementina, reemplazaron al algodón en la fabricación del papel. El nuevo proceso aportaba acidez al papel, los libros y documentos publicados en el siglo pasado se están deteriorando con rapidez.
El papel puede ser manufacturado tanto en procesos alcalinos como en procesos ácidos, aunque la tendencia actual es eliminar progresivamente el componente ácido de los papeles. Cerca del 35% del total de los papeles finos para impresión están libres de ácido.
Libre de ácido
Los papeles libres de ácido se producen en un ambiente alcalino. Este proceso previene el deterioro químico interno del papel, al pasar del tiempo. El papel terminado es ligeramente alcalino, variando de poco más de 7.0 hasta 9.0 en pH. Un componente clave, en el sistema alcalino es el carbonato de calcio, que es un mineral similar al polvo de mármol. En lugar de un relleno de arcilla ácida, el carbonato de calcio llena el espacio entre las fibras de celulosa para proporcionar opacidad y uniformidad.