En la actualidad, uno de los temas principales que todos debemos tener en cuenta es el compromiso con el medioambiente. Por tanto, en el ámbito de la impresión también es necesario y recomendable. Para eso, desde Gráficas Azorín queremos mostrar una serie de prácticas medioambientales en la imprenta que nos ayudarán a todos en ese objetivo. Así que, el uso de prácticas ya consolidadas o las que descubrimos a través de la innovación serán claves en un futuro sostenible.

Maquinaria y técnicas

Uno de los principales métodos mediante los que llevar a cabo una imprenta sostenible es a través de la maquinaria o técnicas utilizadas. A este respecto, se tiene que procurar que estas permitan una mayor eficacia con un menor gasto energético. Para ello se pueden usar impresoras de inyección de tinta u otras similares que nos aportan diversas ventajas. Estas nos aportan una reducción de las emisiones de CO2, reduce los residuos producidos y el agua usada, y permite trabajar con una mayor variedad de materiales.

Materiales o productos

Las prácticas medioambientales en la imprenta también prestan atención a los materiales o productos. Por lo que tenemos que procurar siempre acceder a los que son ecológicos o reciclados, así como reciclarnos nosotros mismos.

 

Con respecto al papel ha habido un debate desde hace ya un tiempo y ha concluido con que por ahora no se puede eliminar el papel de nuestras vidas. Ello nos lleva a tener que hacer un uso responsable de este. Para lograr esto, hay ciertas vías para conseguirlo: impresión a doble cara, siempre que sea posible recurrir al formato digital frente al papel, papel reciclado, no uso de cloro o menor uso, entre otras.

 

Otra forma de procurar ese respeto y como alternativa al papel reciclado, es usar papel proveniente de explotaciones forestales bien gestionadas. En estas explotaciones hay un mayor control con la obtención del papel y una mejor gestión. Eso hace que se palíe en cierta medida la deforestación masiva.

 

Otros productos a los que debemos prestar especial atención son los consumibles de la impresora, como son los cartuchos, u otras partes similares. Por eso, con ellas hay que procurar un mejor reciclaje, puesto que su mal gestión afecta significativamente al medioambiente.

 

Por último, en la impresión se usan diversos químicos en todo el proceso de impresión, es por ello, que la gestión y uso adecuado de estos químicos es necesario.

Mantenimiento y almacenamiento

Un buen mantenimiento de maquinaria y materiales es muy importante para evitar desgaste o rotura, lo que al final no solo te aportará beneficios como empresa, sino que también será bueno para el medioambiente. Asimismo, el mismo efecto te proporcionará un correcto almacenamiento.

 

En conclusión, una de las últimas recomendaciones es que hay que hacer un trabajo de autoanálisis en estas cuestiones y así tratar de aplicar en la medida de lo posible las prácticas medioambientales en la imprenta que estén a nuestro alcance. Además, a su vez nos ahorrará dinero, será más eficiente energéticamente y nos proporcionará un mayor ROI (return on investment).