Adobe-Photoshop-CS6

Los programas recomendados para llevar los trabajos a la imprenta son principalmente  InDesign, Freehand, QuarkXPress, CorelDraw, Illustrator y Photoshop. Si te has decantado por el empleo de Photoshop, la impresión no debería ser un problema, sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos aspectos a menudo desconocidos, y que sirven para producir una impresión que coincida con la imagen creada. Tanto si eres usuario como diseñador, a continuación te facilitamos las pautas básicas a seguir para obtener los resultados deseados:

a

Lo primero que has de saber es que el archivo debe estar debidamente preparado para optimizar la impresión offset y que para ello, se han de considerar tanto las medidas como la resolución de la imagen:

a

  1. El tamaño: se mide en píxeles, éstos son cada una de las superficies más pequeñas que componen una imagen y que se definen por su brillo y color.
  2. La resolución: constituye el número de píxeles que tienen espacio en un centímetro o pulgada de la imagen impresa.

a

De lo que se trata es de adaptar la resolución de una imagen, los píxeles que se ocupan en una pulgada así como el  modo de color utilizado. Ahora bien, ¿qué resolución es la conveniente para cada imagen? Y, ¿qué modo de color se debe emplear?

a

Si la imagen se va a visualizar en digital, 72 píxeles por pulgada (ppp) es una cifra válida para otorgar a la imagen un nivel de peso bajo, lo que la convierte en un archivo apropiado para el trabajo en la red. El contrario sería la resolución estándar, empleada para la impresión de 300 píxeles por pulgada. En este caso, la imagen tiene un peso alto, pero también lo es la nitidez.

a

En cuanto el color, para el trabajo en digital la elección debe ser RGB (rojo, verde y azul), los colores correspondientes a los colores de las pantallas. En lo relativo a los archivos destinados a la impresión, se ha de elegir el modo CMYK (cian, magenta, amarillo y negro), que constituyen los colores básicos de las tintas de impresión, lo que atribuye a la imagen realismo.

a

Una vez hayas realizado las recomendaciones citadas, tu trabajo estará listo para se enviado a la imprenta. Generalmente, será mejor si lo haces en PDF en alta calidad, cualquier imagen podrá ser exportada a este formato.

a

Si te ha quedado alguna duda, no dudes en consultar a la imprenta, donde además  se proporciona consejo para obtener unos resultados que se ajusten al 100% a los deseados.