Ya hemos hablado anteriormente en nuestro blog acerca del proceso de preimpresión en artes gráficas, etapas de preimpresión y de la importancia que tiene en el proceso gráfico. Pues hoy retomamos esa vía y hablaremos de otra de las fases del proceso gráfico: la postimpresión. ¿Qué es la postimpresión y cuales son las tareas de postimpresión?

La postimpresión, o también llamada fase de acabados, es la última fase de este proceso y la que se encarga de dar los últimos toques al producto para finalizarlo. En ella encontramos diversas tareas como cambiar la superficie por motivos estéticos o de protección, manipular su estructura, elaborar el empaquetado final, el almacenaje y la entrega del producto final.

Tareas de postimpresión

En esta fase del proceso gráfico no existen fases como tal, sino una serie de tareas básicas y otras adicionales que se aplican al producto ya impreso para su acabado final. Entre estas tareas podemos encontrar los tratamientos de superficie, tratamientos de protección, manipulados de estructura, encuadernación y los acabados especiales, a continuación, intentaremos explicarlas de la mejor forma posible.

Tratamientos de superficie

Entre estos tratamientos se recogen diversas funciones entre las cuales podemos ver con más normalidad las de protección de la imagen de los roces o manipulación, la de aplicación de brillo, la matización de la superficie, dar textura o preparar para poder pegar plásticos, entre otras.

Tratamientos de protección

Como su nombre indica son una serie de tratamientos que sirven para la protección o adaptación de las páginas del impreso, o para el posterior uso de ellos (lacados, antigrasa, protección contra la humedad, antiestéticos, para reimpresiones, etc.).

Manipulados de estructura y encuadernación

Esta manipulación consiste en cambiar la forma y estructura de los impresos para lograr el acabado práctico y estético deseado, entre estas manipulaciones encontramos: corte, plegado, alzado, cosido, troquelado, estampado, barnizado, plastificado.

Corte

Tarea que consiste en cortar las sobras del papel para igualar todos los papeles o para conseguir el tamaño deseado. En el proceso gráfico, dicha tarea se puede llegar a tener que hacer hasta tres veces: cuando recibimos el papel, cuando el trabajo ya está impreso y tras hacer el pliegue.

Plegado

Tarea en la que se organiza secuencialmente el pliegue de las hojas del impreso para ajustarlo al tamaño adecuado para posteriores procesos. Esta a diferencia del doblado, se hace a través de la presión mecánica de la plegadora

                Plegado paralelo: todos los dobleces son paralelos

                Plegado en cruz: pliegue en ángulo recto respecto al precedente.

Alzado

Tarea en la que se ordenan los cuadernillos que forman la publicación con el orden correcto en el que están marcadas las páginas, para lo que harán falta una serie de marcas realizadas en la preimpresión y se lleva a cabo con unas máquinas alzadoras.

Cosido

La tarea que procede a la unión de todos los cuadernillos tras haberlos situados en orden. Se puede hacer con espiral de alambre o de plástico, con la encuadernación en wire-o o con el cosido con hilo vegetal.

Troquelado

Esta tarea consiste en la elaboración de cortes irregulares a través del troquel, que la guillotina no puede realizar en la tarea de corte.

Estampado

El estampado se puede realizar de dos maneras, mediante el estampado en seco, que se aplica a materiales con cierta rigidez; o el estampado en caliente, que permite crear superficies metalizadas y otros acabados gracias a la presión y el calor.

Barnizado

Aplicación de una capa de barniz al impreso para protegerlo.

Plastificado

El plastificado es la cobertura de los pliegues con láminas de plástico para protegerlos de la suciedad, humedad, desgaste o rasgado, además de proporcionar un acabado brillo o mate al producto impreso.

Acabados especiales

Puntas redondeadas

Despunte de las esquinas de los impresos mediante un taladro de medio círculo.

Polvo de oro

Proceso en el que se le aplica una capa de polvo de oro para un toque estético. Se coloca primero un a capa adhesiva, luego se rocía con el polvo de oro y posteriormente se aplica otra capa de barniz.

Camisas (sobrecubiertas)

Aplicación de una sobrecubierta que tiene un doblez en el costado, y sirve de protección de la pasta original.

Laminados

Se refiere a la tarea mediante la cual se unen dos o más sustratos para formar un impreso más resistente.

Encapsulados (termolaminación)

Es una tarea que sigue al laminado y consiste en la termolaminación de películas de poliéster que al igual que en el laminado, sirven para aplicar una mayor resistencia, rigidez y durabilidad.

El grabado

Tarea en la cual se repuja en relieve, tipografía o dibujos sobre papel u otra superficie.