Hoy vamos a hablar sobre una de las innovaciones que más impacto ha tenido en el mundo de la impresión digital, las llamadas tintas de curado UV, centrándonos en qué son las tintas de curado UV y cuáles son las ventajas y desventajas de las tintas curables ultravioletas.
Las tintas de curado UV son tintas compuestas de derivados de acrílicos de alta viscosidad que facilitan la impresión en diversos materiales. Estos acrílicos de alta viscosidad reaccionan a las radiaciones ultravioleta generando lo que se conoce como polimerización, que transforma a la tinta de curado UV en un elemento solido y estable.

Sabiendo, muy por encima, qué son las tintas de curado UV, podemos estimar la capacidad y el potencial que tienen las mismas. Sin embargo, intentaremos abordar algo más a fondo esta cuestión y para ello tenemos que volver a hablar de la composición de las tintas UV.

 

Como hemos dicho, la composición de las tintas UV es peculiar por el hecho de los derivados de acrílicos de alta viscosidad que posee, que generan una reacción llamada polimerización. Esta polimerización nos es útil en tanto que nos permite realizar serigrafía en materiales no porosos y que no tienen la capacidad de absorber tinta. Es por esto qué, las tintas de curado UV, han sido una completa revolución desde el momento de su creación.
Al igual que todo, el uso de tintas ultravioletas para serigrafía e impresión tiene sus ventajas y desventajas. Empezaremos hablando de las desventajas de las tintas UV, y acabaremos con sus ventajas.

En cuanto a las desventajas de las tintas UV podemos destacar principalmente dos: en primer lugar, la poca vida útil de las tintas curables con luz ultravioleta, y en segundo lugar la imposibilidad de usar rodillos de poliuretano y la necesidad de emplear algunos cauchos especiales con estas tintas curables ultravioletas.

Para terminar, prestaremos atención a las ventajas de las tintas UV, que destacan principalmente por la rapidez del secado de la tinta gracias a los focos led que tienen instaladas las impresoras, que van secando el chorro de tinta al instante. Esto, a la vez, deriva en otra de las ventajas de las tintas UV y es el hecho de la nitidez de la imagen impresa, ya que, al secarse rápido, la tinta no se mezcla.

En definitiva, el uso de tintas curables con luz ultravioleta ha generado una gran innovación en el mundo de la impresión y la serigrafía de la que todos podemos sacar ventajas.