El mundo está cambiando, una de las cosas que ayuda a esa evolución es la innovación en tecnología. La industria de las impresoras esto lo sabe bien, ya que ha surgido una herramienta fácil de usar y muy esperada por fabricantes e investigadoras, las impresoras 3D.

La impresión 3D permite imprimir objetos decorativos y sólidos tridimensionales mediante la adición capa a capa de, generalmente, plástico ABS o PLA.

¿Qué usos tiene la impresión 3D?

El presente y el futuro es la impresión 3D, a pesar de que aún no tengan un status al nivel de las impresoras de chorro de tinta o láser, un inconveniente es el coste elevado, lo que las convierte en poco accesibles para la mayoría de los usuarios.

El gasto de está máquina, no es nada comparado con lo que se puede hacer con ella y el ahorro de una gran variedad de dispositivos dirigidos, por ejemplo, para el sector de la automoción, de la industria de la joyería, el calzado, el diseño industrial, la ingeniería y el sector aeroespacial.

Impresión 3D

Este aparatejo ha revolucionado tanto el sector de la impresión, que hasta podría convertirse en un dispositivo de uso cotidiano en poco tiempo.

Lo que ofrece este dispositivo que no ofrecen otros, es que es bastante sostenible, ya que permite el ahorro de materiales al no desperdiciarlos por el uso único del material a utilizar para la construcción del objeto propuesto.

¿Cómo funciona una impresora 3D?

En primer lugar, se necesita un archivo creado con un software de modelado 3D, como Autodesk Inventor, Solidworks o Catia para que le diga a la impresora que debe modelar. Los archivos para dotar a la impresora de información tienen las coordenadas a seguir para crear el objeto y se transmite a través de un dispositivo pen drive.

Imresión 3D gráficas Azorín

¿Cómo será el futuro de la impresión 3D?

A este dispositivo aún le queda un largo recorrido y puede llegar a hacer grandes cosas. El futuro de las impresoras 3D a revolucionado la industria de varios sectores no solo la del propio.

La impresora 3D permite gran variedad de materiales, como el nylon y el poliestireno, por lo que ofrece un amplio abanico de posibilidades de objetos tridimensionales que incluye hasta órganos para el cuerpo humano y en algunas décadas según algunos expertos podrá acabar con el hambre mundial.